El uso de la Inteligencia Artificial en los sectores productivos y sociales se extiende a cada día que pasa. En la actualidad, se ha convertido en un eje fundamental en la transformación digital en cuanto a la capacidad de capitalizar y ordenar las ingentes cantidades de datos útiles para las empresas y también para otros sectores, como el ocio y la educación. En referencia a este último sector, para los técnicos en tecnología, la Inteligencia Artificial deberá estar presente en colegios e institutos, e incluso en etapas anteriores como la educación infantil, por las muchas ventajas que ofrece, implementándose en el sistema a corto y medio plazo

La primera de las razones por las que la Inteligencia debería aplicarse con efecto inmediato en la educación escolar es su utilidad como herramienta eficaz para facilitar y ayudar en la consecución de procesos de aprendizaje más adaptados y personalizados, así como lograr una optimización en los recursos y gestión de los centros educativos.

Aunque los expertos en IA señalan con especial insistencia que lo verdaderamente importante es llevar este concepto y esta tecnología hasta el corazón del aula, el objetivo sería enseñar a los alumnos cómo funcionan los lenguajes de programación y que aprendan conceptos como el machine learning o los algoritmos desde sus niveles más básicos.

En cualquier caso, la aplicación de estos sistemas a la educación escolar acarrearía notables mejoras. Estos son algunos de los ejemplos más clarificadores. 

La evaluación y el afrontar las habilidades y las debilidades del alumnado

En la actualidad ya es posible hacer uso de estos sistemas tecnológicos, incluyendo el aprendizaje automático para seguir de cerca las decisiones que toman los estudiantes para la resolución de sus actividades matemáticas. De este modo, los jóvenes alumnos están capacitados para resolver diferentes problemas en la aplicación, produciendo detallados informes en los que se señalan los progresos, especificando, además, la comprensión adquirida sobre las habilidades objeto de examen.

Algunos desarrolladores de tecnología de Inteligencia Artificial realizan comparaciones entre los estudiantes para que los tutores de matemáticas puedan personalizar sus programas formativos según las debilidades y las fortalezas de sus propios alumnos. La aplicación de estos sistemas va a permitir comprender cómo los estudiantes asimilan los conceptos para que estos no se queden rezagados.

Pensamiento computacional

Gracias a los procesos de IA aplicados a la enseñanza, los niños y niñas van a ser capaces de manejar el concepto de pensamiento computacional. Este sistema no es otra cosa que dividir en partes más pequeñas un problema mayor. El objetivo es sacar patrones comunes útiles para aplicarlos a otras actividades.

Aprendizaje crowdsourcing

Esta fórmula se desarrolla en ambientes virtuales colaborativos y sirve para que los estudiantes aporten sus propias ideas y el resto de la comunidad pueda votar a favor o en contra. Para cumplir con este sistema es fundamental la IA para recolectar información que ofrezca soluciones reales a los temas propuestos. Es común recurrir al chat online para facilitar la comunicación de las preguntas a responder por parte de todos los estudiantes, lo que consigue un empoderamiento de esta comunidad.

Reducción en los tiempos dedicados a calificar

Otro desarrollador de IA ya ha creado un programa que es capar de completar las evaluaciones mucho más rápidamente de lo que venía siendo habitual para el profesorado de educación secundaria y superior. Basta con que los propios estudiantes carguen sus exámenes en la plataforma y el IA ordenará y agrupará las respuestas, verificándolas.

Esto consigue que todo el proceso de corrección y calificación se reduzca hasta en un 70%, como mínimo. El software destinado a este trabajo también va a ofrecer al profesorado análisis muy completos de los errores de los alumnos, clarificando qué es lo que no llegaron a entender bien. De este modo, el profesor podrá llevar a cabo de forma personalizada tutorías a los alumnos para atajar directamente la raíz del problema.

Creación de material personalizado para el aprendizaje

Como se ha comentado con anterioridad, ya está en funcionamiento una IA que desarrolla contenido educativo completamente personalizado. Con el uso del Deep learning, que permite analizar y absorber todo el material necesario para el curso, la tecnología utilizada es capaz de personalizarlo para facilitar su aprendizaje. Esta adaptación se realiza sobre los libros de texto y programas de estudio con resúmenes de capítulos, pruebas de opción múltiple e informes de PCMag.

Iniciativas educativas con la IA

En estos tiempos no son pocos los proyectos que pretenden integrar la Inteligencia Artificial en el mundo de la educación, tratando de llevar la programación a este ámbito. Destaca la web que comparte recursos online del Instituto Tecnológico de Massachusetts o la Escuela de Pensamiento Computacional e Inteligencia Artificial (EPCIA), dependiente del Ministerio de Educación y Formación Profesional español.